The Grand Journey 2.0 by Bombay Sapphire

Bombay Saphire The Grand Journey

De nuevo, Bombay Sapphire. De nuevo, una invitación de la marca. Pero esta vez, a un evento muy especial: The Grand Journey 2.0. O, lo que es lo mismo, un viaje multisensorial a las raíces de la marca.

De la mano de los chefs María Marte (2 estrellas Michelin), Javier Aranda (2 estrella Michelin) y Ramón Freixa (2 estrellas Michelin), disfrutamos de una experiencia única, donde gastronomía y nuevas tecnologías se dieron la mano.

A bordo de un antiguo vagón de tren, y a través de un menú de 6 estrellas Michelín, descubrimos el origen de los 10 botánicos de Bombay Sapphire:
Bombay Saphire The Grand Journey Botella

Empezamos con el aperitivo de María Marte: Enebro. Anguila ahumada con carpaccio de fresas, rocoto, nube de coco blanco y bayas de enebro.

Bombay Saphire The Grand Journey Aperitivo Maria Marte

Maridado con el cóctel Oasis con espuma de cilantro, refrescante y con un puntito ácido.

Bombay Saphire The Grand Journey Marruecos 2

Seguimos con el primer plato a manos de Javier Aranda: Piel de limón. Unas quisquillas de Motril, aguachile de ortiguillas y piel de limón que estaban bru-ta-les.

Bombay Saphire The Grand Journey Murcia Javier Aranda

Para maridarlo, un cóctel con raíz de lirio, vino dulce y pomelo rosa llamado L’Essenza della Vita.

Bombay Saphire The Grand Journey Lirio

A continuación, llegó el plato principal, elaborado por Ramón Freixa: Almendra. Meloso de pato a la royal, piedra de almendra y erizo de mar.

Bombay Saphire The Grand Journey Ramon Freixa

Maridado con Galungan, un cóctel de bayas de cubeba, canela y café.

Bombay Saphire The Grand Journey Marruecos

Y para terminar, el postre, elaborado nuevamente por María Marte: Raíz de angélica. Cremoso tibio de chocolate, helado de pecana, hueso de albaricoque rojo de temporada, tierra de café y raíz de angélica y brotes frescos de menta y salvia.

Bombay Saphire The Grand Journey Postre Maria Marte

Las mesas interactivas y los efectos visuales que acompañaron el menú hicieron el resto… En definitiva, disfrutamos muchísimo de este viaje gastronómico. Por los sabores, los maridajes y la ambientación del evento. ¡Muchas gracias, Bombay Sapphire por la experiencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.