Sitios ricos y chulos de Barcelona

Zumos-distintos-sabores-mercado-de-la-boqueria-Barcelona

Este no es un post cualquiera. Acostumbrados a que os recomendemos sitios ricos y chulos de Madrid, en esta ocasión cambiamos de lugar.¡Empieza una nueva etapa en el blog! ¿Por qué no recomendar lugares con encanto del resto del mundo? Así empezó todo, aprovechando que Chula se fue de viaje para hacer un post especial. El destino: Barcelona.
Distintas zonas del viaje a Barcelona

Empezamos con energía en Granja Petitbo un local con mucho encanto, aires vintage –que tanto se lleva ahora- y lleno hasta la bandera. Tuvimos la suerte de ir y encontrar una mesa libre. Pero fue eso: suerte. Es posible que tengáis que reservar… Recomendamos las tortitas con coulis de frutos rojos, sirope y queso mascarpone. La masa, completamente bañada en sirope, se deshacía en la boca… ¡Una auténtica bomba! Los trozos de fruta y el queso refrescaban el conjunto. Las acompañamos con un zumo natural de naranja y zanahoria.

 tortitas con coulis de frutos rojos, sirope y queso mascarpone Granja-Petitbo-en-Barcelona

De ahí, cogimos Paseo de Gracia y ya en Plaza Cataluña enganchamos con La Rambla, directas al Mercado de La Boquería. Allí todo es color, aroma y sabor. Es un espectáculo. Casi no puedes ni andar, hay más gente que espacio. Pero qué más da… Ni siquiera tienes que pararte a comprar, tú solo pasa y mira.

Diferentes-frutas-cortadas-en-el-Mercado-de-la-Boqueria-Barcelona

Y si te llevas algo, que esté bien fresquito, como este zumo natural de kiwi y coco.

Zumos-de-Kiwi-en-el-Mercado-de-la-Boqueria-en-Barcelona

Después de perdernos por el Barrio Gótico, decidimos comer en la playa. Y paseando por La Barceloneta, nos topamos con Bacoa, una hamburguesería diez que también podéis encontrar en Madrid, en Carrera de San Jerónimo, 3. Y la verdad, todo sea dicho: siempre hay sitio para una buena hamburguesa. El servicio es muy rápido, básicamente porque no toman comandas. Tú eliges y anotas lo que quieres -la hamburguesa, el tipo de pan, la guarnición y la bebida- y se lo dices al chico de la caja. Te sientas en la mesa y esperas a que esté listo para poder hincarle el diente. Si quieres, puedes comer en su chiringuito del paseo marítimo mirando al mar. Y cómo no, probamos La Bacoa, con bacon ahumado, queso Manchego, Cheddar irlandés, pepinillos y salsa de mostaza artesana. Están buenísimas, no podemos decir otra cosa. Y las french fries, finas, crujientes y cortadas a mano, también. Seguro no, segurísimo que nos dejaremos caer por el de Madrid…

Hamburguesa-de-Bacoa-Burguer-en-Barcelona

Si pensáis que ya es suficiente comida, ¡aún hay mucho más! Un fin de semana da para mucho y por la noche aparcamos en Parking Pizza. Este no es un “garaje” cualquiera… Allí hacen unas de las mejores pizzas de Barcelona. Y, además, el sitio mola todo, con un aire minimalista e industrial. En la foto, tenéis la pizza de speck, scarmozza, rúcula y Parmesano Reggiano, pero también probamos la de trufa negra, fontina (un queso italiano), huevo y Parmesano. Ay. Ay, ay, ay… Chula es que es muy fan de la trufa y, si tuviera que recomendar una, se queda con esta, mucho más potente de sabor. ¡Pero la otra también estaba estupenda! Con una pizza para dos, nos hubiéramos quedado bien, pero fuimos un poco kamikazes…

Pizza-de-dos-sabores-en-Parking-Pizza-en-Barcelona

Para desayunar el domingo fuimos a Chicha Limoná, un sitio con nombre saleroso, bonito y cerca del hotel. Tomamos un pedazo de cheesecake –léase “pedazo” en cualquiera de los sentidos- y un café con leche hecho con mucho, mucho amor. Más que un desayuno, casi parece un postre. ¡Pero desde aquí reivindicamos el postre para cualquier momento del día!

Cafe-y-un-pedazo-de-tarta-de-queso-de-Chicha-Limona-en-Barcelona

Y para terminar el viaje, fuimos de paseo hasta El Nacional, en Paseo de Gracia. Este sitio es totalmente único: un mismo restaurante alberga cuatro espacios distintos, diferenciados por la decoración y el tipo de cocina. Enorme, lleno de detalles, ajardinado y con un baño espectacular. Sí, habéis leído bien: id a ver el baño. Para picar y tomar algo distendido, el rincón de La Tapería es una buena opción. Allí tienes una selección de tapas fijas que puedes pedir a tu camarero. Para probar otras, tendrás que esperar a que sea él quien pase con ellas y te las ofrezca. No pasan tan a menudo como nos hubiera gustado y nos quedamos con las ganas de probar la fideuá. Una pena… Así que elegimos la chistorra a la sidra, unas croquetas con jamón, ensaladilla rusa y tabla de quesos. Clásicos que nunca fallan.

Chistorrita-con-acompañado-de-pan-en-la-Taperia-El-Nacional-de-Barcelona

Los precios de los sitios rondan lo habitual: entre 8€ y 15€, aproximadamente. Aquí os dejamos las direcciones y las redes sociales de todos ellos, por si tenéis pensado ir a Barcelona y os apetece probar alguno. ¡No os decepcionarán!

Granja Petitbo

Facebook, Instagram

Passeig de Sant Joan, 82

932 65 65 03

 

Bacoa Barceloneta

Facebook, Instagram

Carrer del Judici

932 77 61 75

 

Parking Pizza

Facebook, Instagram

Carrer de Londres, 98

936 33 96 45

 

Chicha Limoná

Facebook, Instagram

Passeig de Sant Joan, 80

932 77 64 03

 

El Nacional

Facbeook, Instagram

Passeig de Gràcia, 24

935 18 50 53

Si te ha gustado, comparte este post lleno de cosas ricas. ¡Muchas gracias!

Rica y Chula: descubre, come, ríe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.