Nubel: desayunos en la tercera fase

Desayuno en Nubel Atocha

Los domingos son agridulces. Puedes permitirte el lujo de remolonear hasta las tantas; de cubrirte con el edredón y salir solo para ir al baño; de desayunar tarde y hacerlo por dos; de sentirte feliz haciendo nada. Pero la sombra del lunes es alargada y bien sabes que esa felicidad no es perpetua. Los domingos son como una broma, un caramelo que te quitan de la boca. “Te odio”, piensas entonces. Pero, en el fondo, nos encantan. Mucho más desde que ir de brunch se puso tan de moda.

Interior Nubel Atocha

Hoy vamos a hablaros del brunch de Nubel. Del restaurante del Reina Sofía. De un espacio súper versátil, ideal para cualquier momento del día. De una arquitectura única y un diseño vanguardista.

Chula sentada en Nubel Atocha

La “cara de lunes” de Chula.

Solo por su interiorismo ya merece la pena visitarlo. Tan moderno como cálido. A los amantes de la arquitectura y el diseño les encantará…

Otra zona del interior de Nubel Atocha

En realidad, no es necesario que sea domingo para disfrutar de su brunch, ¡porque puedes ir a probarlo cualquier día de la semana! Nosotras nos pusimos las botas combinando su brunch individual de huevos benedictine y un desayuno.

Huevos benedictine de Nubel Atocha

Los huevos benedictine de Nubel están buenos, aunque no son los mejores que hemos probado. En verdad, es difícil que salgan malos, ¿no? Siempre que tenemos la oportunidad, ¡nos lanzamos a por este plato! Pero si no te van mucho, puedes elegir entre otras tres variedades de brunch: tortilla, ibérico o revuelto. Además, todos sus brunch vienen servidos con pan de mollete, mini bollería, zumo de naranja o smoothie del día, yogur, fruta y café. ¡Casi nada!

Tostada con aguacate y semillas de Nubel Atocha

También recomendamos su tostada de aguacate, otro de nuestros básicos, con semillas y aceite de oliva virgen. Y lo acompañamos de fruta de temporada, algunas piezas de bollería y churros, que no hacen ellos mismos, tal y como nos avisaron. Como veis, no faltó de nada y salimos más que satisfechas.

Desayuno variado en Nubel Atocha

Lejos de parecer un desayuno carísimo, os diremos que la relación calidad/precio de Nubel es bastante razonable. Todos los brunch cuestan 18€; pero el café con churros, apenas 2,50€ y la tostada de aguacate, 1,50€. Por lo tanto, si lo pedís para compartir, tal y como hicimos nosotras, os saldrá aún más económico.

Como siempre, aquí os dejamos sus perfiles de Facebook, Instagram y su dirección para que vayáis cuanto antes:

C/ Argumosa 43, Museo Reina Sofía

915 30 17 61

Valoraciones Nubel-02

Si a ti también te encanta ir de brunch, ¡comparte este post en tus redes sociales! Muchas gracias 🙂

Rica y Chula: descubre, come, ríe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.