“Mamá Framboise” o cómo endulzarte el día

Merienda en Mama Framboise

“El peor grupo del mundo” cantaba “Hoy será un día de mier**” y no podemos estar más de acuerdo. Hay días que son terribles. Y no porque perdamos el bus o se queme la pizza en el horno. Hay días que son malos y punto. Pero hay que ponerles remedio. Y ese remedio se llama Mamá Framboise.

Ya os hablamos en una ocasión de esta conocida pastelería. Concretamente, cuando nos invitaron a la presentación de su nueva carta. ¿Quién no ha probado o ha oído hablar de sus tartaletas? ¿O de sus macarons? En Mamá Framboise, encontrarás una amplia variedad de dulces inspirados en la alta pastelería francesa, elaborados con mimo e ingredientes naturales.

Tartaleta de chocolate de Mama Framboise

A nadie le amarga un dulce, sino todo lo contrario. Y aquel día necesitábamos ración doble. Así que empezamos con su Sacher de cerezas: bizcocho sacher con cerezas griottes y mermelada de cerezas. No hay nada como la tarta Sacher original de Viena, pero la de Mamá Framboise te dejará con tan buen sabor de boca como ganas de más.

Meriendas en Mama Framboise

Y a los menos golosos, os recomendamos la tartaleta de yogurt y frutos del bosque: muy cremosa y llena de sabor.

Tarta de queso en Mama Framboise

Más allá de los ingredientes, la técnica y el resultado final -que está de miedo- lo guay de las tartaletas de Mamá Framboise es su tamaño. Son pequeñas, sí. Pero si eres tan gordi como nosotras, no te sentirás tan mal al comerte dos.

Puedes encontrar diferentes pastelerías Mamá Framboise repartidas por todo Madrid. Por eso, lo mejor es que bichees en su web para ver cuál te pilla más a mano.

Y si con este post hemos sacado a relucir tu vena más golosa, compártelo en tus redes 😉

Rica y Chula: descubre, come, ríe.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.