Lo mejor de la I Expo Food Trucks

Qué nos gusta un sarao, un food truck y la comida callejera. Sí, nosotras también hemos sucumbido a la moda de los food trucks o camiones de comida, un negocio que en EE.UU. ingresa millones de euros al año y que, desde hace un par de años, está empezando a llenar las calles españolas.

Así terminamos en la I Expo Food Trucks, un festival de comida callejera celebrado a los pies de la Castellana que fusiona cocina tradicional y cultura urbana. Fuimos paseando entre los food trucks, oliendo y probando lo que más nos llamaba la atención.

EXPO-FOOD-003c

En la caravana Su Piadina, no podíamos probar otra cosa que piadinas italianas, elaboradas con ingredientes importados directamente de Italia. La piadina es un pan plano de harina de trigo, como una quesadilla, típico de la región de la Romaña, muy próxima a la Toscana, al que se le añaden ingredientes varios. De pollo, txangurro, pastrami e incluso dulces, Su Piadina tiene diferentes sabores a elegir. Nosotras pedimos la de pastrami -o jamón de ternera- con cebolla, pepinillos y mostaza; y la de pulled pork: carne de cerdo cocinada a fuego lento con salsa barbacoa, rúcula y queso. Echamos en falta un poco más de relleno, siendo la de pastrami un poco más contundente. En definitiva, la piadina nunca falla. Le gusta a todo el mundo, es un clasicazo, pero sin grandes sorpresas…

Y después, taco de vaca vieja gallega del food truck madrileño Origen, especialista en carnes. “Intentamos devolver el sabor original de la carne aplicando las técnicas culinarias de antaño”, señala su propietario David Zorita. A nosotras, que somos chicas sanas y no abusamos de la sal, nos pareció un pelín salado. Pero estaba sabrosísimo.

Plantilla_collage_tipo1

Ya habíamos oído hablar de La Trastienda Tapas, un espacio gastronómico especializado en tapas tradicionales que tiene su sitio en el Mercado de San Antón. Nosotras pedimos una degustación de croquetas, su tapa estrella: de gamba, chipirón en su tinta, bacalao y espinacas. Son croquetas caseras elaboradas con leche de caserío y, para nosotras, lo mejor que probamos en la I Expo Food Trucks. Sí, una croqueta gana la batalla. Un producto de siempre, conocido por todos, aparentemente sencillo –las madres y abuelas expertas “croqueteras” negarán esto último- pero que lleva tras de sí una laboriosa preparación. Por eso, decidimos premiar la autenticidad. El ingrediente principal no se perdía con la bechamel, sino que cada croqueta sabía verdaderamente a lo que pretendía. Sin trampa ni cartón. Por cierto, si tuviéramos que quedarnos con una, elegiríamos la de espinacas.

Plantilla_collage_tipo3croquetas

Seguimos con un clasicazo: la tortilla de patata. En el caso de Lucia’s, reinventada. De esta idea nace la “Angustilla”, una hamburguesa mitad carne 100% “black angus”, mitad tortilla. La sirven en un mollete de Antequera con lechuga, tapenade de tomate, aceitunas, guacamole y una arena de tomate por encima. El tapenade es delicioso y la combinación de todos los ingredientes funciona muy bien. Pero es precisamente el exceso de ingredientes lo que hace que la tortilla, el producto estrella de Lucia’s, se pierda… Pero, como invento, está bien.

EXPO-FOOD-023

Cada food truck tiene su propia identidad, pero los pequeños detalles y la estética vintage de los camiones, nos pirran…

Plantilla_collage_tipo2moni

Y de postre(s): cupcake de conguitos y un crêpe de Nutella con nata de Oreo de La Pirulina. En esto de los cupcakes, cuanto más extravagantes, mejor. Nos quedamos con el crêpe, hecho al momento… ¡Larga vida a la Nutella!

Plantilla_collage_tipo3

En la segunda edición, nos apuntaremos igualmente. ¡Vivan las comidas al aire libre!

¿Ha sido un post para chuparse los dedos? ¡Compártelo en redes sociales! Muchas gracias.

Rica y Chula: descubre, come, ríe

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.