Las torrijas más ‘top’ de Madrid

Aquí está. Lo prometido es deuda. Llevamos dos semanas recorriendo pastelerías y desafiando a la diabetes para encontrar las mejores torrijas de Madrid. “Las de mi madre”, pensarás. Como las de mamá, ninguna. Es posible. No lo discutimos. Probablemente sea cierto, pero no llevamos 15 días comiendo y soñando con torrijas para nada.

Creednos, hemos visto y probado tantas torrijas que ni en Torrijón de Ardoz. Por eso, antes de que llegue Semana Santa y para que puedas marcarte la ruta en el mapa, aquí van algunas de las torrijas más ‘top’ de Madrid (con todo el respeto a las de tu madre):

1. El Riojano. Ir al número 10 de la Calle Mayor es como entrar en otra dimensión. En esta confitería fundada en 1855 se hacen unas de las mejores torrijas, de leche o vino, de Madrid. Tienen un toque cítrico y son muy jugositas. Sencillamente perfectas.

2. La Mallorquina. Muy cerca de allí, se encuentra esta pastelería tan típica de la capital. ¿Quién no la conoce? En plena Puerta del Sol y siempre a rebosar de turistas y/o madrileños. Si sus napolitanas están para chuparse los dedos, las torrijas no se quedan atrás. De sabor, son de las más parecidas a las de nuestras casas, con ese toque a canela y almíbar. Eso sí que es amor.

IMG_6609

3. La Antigua Pastelería del Pozo. Las torrijas de la pastelería más antigua de Madrid son únicas. Y es en sentido literal: elaboradas con bizcocho y rellenas de crema. ¡Son una auténtica bomba! Y una verdadera explosión de sabor, estás avisado. Sin duda, las más diferentes de todas.

IMG_6601

4. Pareli. Otra pastelería mítica, mitiquísima de la ciudad. Y otras torrijas que, de sabor, nos recordaron mucho a las de nuestra infancia. Muy parecidas a las de La Mallorquina.

IMG-20170331-WA0009

5. Celicioso. Y, cómo no, una opción sin gluten para los celiacos. Saben a auténtica torrija, lo cual es bien. y no sabemos si es por el tipo de pan o porque fuimos a probarlas a última hora del día, pero un poco más de leche o almíbar realzaría su jugosidad. Pero insistimos: ¡están bastante bien!

Vamos a seros sinceras, no nos acordamos de los precios de cada una. Pero todas rondan los 2€-4€. Así que, si a tu madre le da por pasar de las torrijas este año, que no cunda el pánico: hay vida más allá de las suyas. Y es una vida deliciosa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.