Malasaña a bocados: la mejor tapa del barrio

¿Por qué elegir una tapa cuando puedes probar 24? Foodies e indecisos, para vosotros, las rutas gastronómicas son la mejor opción. Y así fue la primera edición de “Malasaña a bocados”, una inciativa de Gastronosfera y 24 bares de Malasaña

. ¿El resultado? 24 platillos de autor disponibles durante dos semanas para todo el que quisiera probarlos, nosotras incluidas, a un precio aún más rico

: por solo 2,90€, tapa más una cerveza Inedit (Estrella Damm), creada por el chef Ferran Adrià. Una cerveza de malta, trigo y especias de la que podréis descubrir más en su página web.

Vale, no probamos los 24 platos. ¡Aunque ganas no nos faltaron! Pero aquí os dejamos nuestra selección y nuestro favorito:

El primer local que visitamos en Malasaña fue Slow Mex (C/ San Vicente Ferrer, 33), un mexicano diferente. Y decimos «diferente» porque no se trata del típico restaurante mexicano… Basta con ver la decoración del local. Su tapa: taco koreano de cerdo. ¡Picante a rabiar! Eso sí que es característico de este tipo de cocina. Muy rico, pero muy picante a la vez.

SlowMex

De una tapa muy potente, pasamos a otra más suave. Demasiado, incluso: bomba de queso de cabra con lombarda caramelizada en el restaurante Conache (C/ De Santa Bárbara, 11). Una tapa buena, pero un poco empalagosa… Eso sí, se llevó el premio a la mejor presentación.

Conhache

Crêpe «verde que te quiero verde», o de jamón y queso. De las tapas que probamos, ¡esta fue una de nuestras favoritas! Si no la que más. ¿Dónde probarla? En La Rue (C/Colón, 14): una crêperie francesa en pleno centro de Madrid. ¡Y una auténtica monada de sitio!

La rue

Nachos (nachitos) en Naif (C/ San Joaquín, 16) con guacamole casero y jalapeños. Ay, los jalapeños… Pero el guacamole estaba muy bueno. Por cierto, si os gusta The Black Keys, sonreiréis nada más cruzar la puerta.

ingenuo

Llegamos a La Inopia (Corredera Baja de San Pablo, 49), curioso cuanto menos: cada rincón es diferente, y probamos sus zamburiñas gratinadas rellenas de jamón de bellota. No sabemos si tenían jamón, pero la bechamel estaba rica.

LaInopia

Y pasamos por un vasco, Orio (C/ Fuencarral, 49), a probar su pintxo de croqueta de jamón ibérico. ¡Y qué croqueta! Con una bechamel cremosa, un rebozado crujiente y el sabor intenso del jamón. Ah, espectacular la barra de ostras que tienen en el local.

Orio

Y para terminar con buen sabor de boca, un producto muy de moda y que a nosotras, personalmente, nos encanta: bao de rabo de toro en Mr. Ñam Ñam (Plaza de Carlos Cambronero, 2). El sabor de la cebolla era muy potente, pero la carne estaba perfectamente cocinada. ¡Y el local nos encantó! Volveremos a probar otros baos de su carta.

NamNam

Nuestro favorito fue la crêpe (¿os hemos dicho ya que el local nos enamoró?), pero la croqueta y el bao también eran muy top. ¡Esperamos con muchas ganas la segunda edición de «Malasaña a bocados«!

Ayúdanos a compartir este post en redes sociales si te ha gustado. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.