Hamburguesas ‘underground’ en Clandestino Burger

Bodegon hamburguesas clandestine Burguer
burger

“Hamburguesas: la piedra angular de un desayuno nutritivo.”

No sé a vosotros, pero cada vez que vemos a alguien comiéndose una hamburguesa en una peli, nos entran unas ganas imperiosas de hincarle el diente a una… Nos pasa con las Big Kahuna de Tarantino, incluso con la Cangreburger de Bob Esponja (¿de verdad no habéis soñado nunca con ella?). Pero, ahora, en Clandestino Burger puedes probar las hamburguesas más american style sin moverte de Madrid.

Local Clandestine Burguer

Inspirada en el Burger Joint de Nueva York, la decoración del local es completamente única, con predominio de los estilos underground y grunge. Incluso puedes contribuir con la decoración dejando tu “graffiti” en las paredes.

Paredes pintadas de Clandestine Burguer

Puedes disfrutar tu hamburguesa de diferentes maneras: sola o pidiendo un menú (patatas y bebida incluidas). Nosotras no concebimos una hamburguesa sin patatas, así que optamos por pedirnos uno de sus combos: la ración es generosa y sale bastante económica.

Hamburguesas de Clandestine Burguer

Rica se pidió la “American Burger”, con bacon crujiente y queso cheddar fundido. Si os gusta la carne “rojita”, pedírosla poco hecha, porque al punto sale más bien rosita. Como debe ser, vaya… Añadir que el pan lo hornean en sus cocinas diariamente y que las patatas son tan crujientes como adictivas. ¡Que alguien nos cuente el secreto de su fritura!

Hamburguesa americana de Clandestine burguer

Chula, por su parte, no se la jugó demasiado y optó por la “Clásica”, con lechuga, tomate, cebolla y quesos Gouda y Cheddar. Como veis en la foto, ese queso fundido es una auténtica tentación… Son sabrosas y muy contundentes. Ah, las salsas son caseras y tienen una amplia variedad (cilantro, jalapeños, mostaza y miel…). Y, por si no os habíais catado de ello, no hay cubiertos ni platos. Ya hemos comentado lo del rollo underground, ¿no? Pues eso.

Hamburguesa clasica de clandestine burguer

Esa cara streetfood que le caracteriza nos hace mucha gracia, no os vamos a engañar. Resulta diferente, las hamburguesas están buenas y el precio también acompaña (puedes salir comido por menos de 12€). Por eso, estamos en condiciones de decir que Clandestino Burger cumple con las tres “B’s”: bueno, bonito y barato.

Si ya estás salivando pensando en sus hamburguesas, aquí os dejamos, como de costumbre, su perfil de Facebook, Instagram y su dirección:

C/ Eloy Gonzalo, 12

Por cierto, no admite reservas, así que os recomendamos que os adelantéis a la hora punta si queréis coger un buen sitio y no esperar demasiada cola…

¡Comparte este post clandestino si te ha gustado! Muchas gracias 😉

Rica y Chula: descubre, come, ríe.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.