Abre en Madrid la primera hamburguesería Five Guys

Hamburguesa-de-queso-de-Five-Guys

Five Guys es la historia de un padre que tenía cinco hijos. “O a estudiar, o a trabajar”, les fue diciendo. Se ve que todos eligieron lo mismo… Así es como empezó este negocio familiar que acabó por convertirse en una de las mayores cadenas de hamburguesas de EE.UU. –la preferida de Barack Obama-. Y desde el pasado 31 de octubre, también podemos disfrutarla en Madrid.

  • Hola, ¿qué regalan? ¡¿Copas gratis?!
  • No, chica, esto no es una discoteca. Es una hamburguesería muy conocida en EE.UU. y acaba de abrir aquí.

Sí, amigos. Después de las colas del Primark, llegan las de Five Guys. Si queréis ir en estos primeros días, armaos de paciencia: hay cola para entrar –aunque va bastante rápida-. Encontrar un buen sitio no está garantizado…

  • Pero, ¿en serio no regalan nada?
  • No, pero sus patatas están tremendas.

Hamburguesa-de-queso-bebida-y-patatas-de-Five-Guys

Pues sí. Cómo se nota cuando la patata es fresca. Para empezar, no tienen congeladores. En palabras de Daniel Agromayor, responsable de Five Guys para España y Portugal, “todos nuestros ingredientes son frescos y naturales, y los cocinamos a tu forma delante de ti”. Eso es verdad: mientras esperas tu pedido, puedes ver cómo todos esos guys -mucho más de cinco- andan como locos friendo patatas y preparando hamburguesas. Pero volviendo al tema crujiente, solo utilizan patatas de cultivos situados por encima del paralelo 42 norte. ¿Y eso qué quiere decir? “El clima es más frío y las noches más largas, de forma que el tubérculo crece de una manera más lenta y esto hace que la carne sea más densa”. Se ve que son unos sibaritas, oye. A partir de ahí, el aceite (de cacahuete) y la fórmula de la fritura (en tres fases) hacen el resto. Las que probamos nosotras venían de Francia. De hecho, cada día te informan de dónde vienen las patatas que te estás comiendo.

Hamburguesa-de-queso-bebida-y-cogiendo-patatas-en-Five-Guys

Y qué decir de sus hamburguesas. Primero, tú eliges la base: con una o dos pattys, con bacon, queso o las dos cosas. Y después vas añadiendo ingredientes o toppings: pepinillos, lechuga, tomate, cebolla, champiñones, salsas… Hasta 15 diferentes. ¡Y todos gratuitos!

  • Aaahh… Entonces sí que regalan algo.
  • Digamos que va incluido en el precio…

Porque baratas, baratas no son si las comparamos con las de otras cadenas de comida rápida –entre 6,50€ y 9,75-. Pero merecen mucho la pena. Por eso dicen aquello de “las cocinamos a tu gusto”. Al final, tú creas tu propia hamburguesa. “¡Tendría que comer aquí todos los días durante 684 años para probar todas las combinaciones posibles de nuestras hamburguesas y toppings!” cuentan en su web. Ahí va un reto…

Hamburguesa-de-queso-bebida-y-cogiendo-patatas-de-Five-Guys

Aunque su claim diga “Burgers and Fries”, en su carta también encontraréis sándwiches, perritos calientes y, por supuesto, batidos. De chocolate, vainilla, con trozos de Oreo, crema de cacahuete, cereza… ¡Y bacon! Sí, habéis leído bien: bacon. Beicon. Bacón. Panceta. Llámalo como quieras, pero puedes echárselo a tu batido. ¿No hay a quien le pirra la mezcla del chocolate con chorizo? Pues esto debe ser parecido, aunque os confesamos que no nos atrevimos a probarlo…

  • ¡Ay, sí! Regalan cacahuetes para amenizar la espera. Pero eso es lo de menos…

 

Rica y Chula: descubre, come, ríe.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.